26 noviembre 2012

Luces, cámara, acción.

Poco a poco nos consumimos en botellas de Tequila. Dejamos que nos lleve el viento a cada lado. Nos dejamos influenciar por la gente y sus costumbres. Ahora es cuando yo pregunto ¿Para qué? Simplemente nos limitan a hacernos creer otras cosas que no tienen, en verdad, nada que ver con la realidad. No nos dejan pensar. Nos dicen que tenemos que hacer a cada paso. Simplemente, tenemos que ceñirnos al papel. Y si no lo hacemos bien, fin de la función.

2 comentarios:

  1. Me encanta,ya te sigo!
    Te pasas por el mio y me sigues?
    Un beso:)
    http://unrinconsinsalida.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!:) Ahora mismo te sigo. Un beso(:

      Eliminar