28 junio 2012

Muchas veces me gustaría decirte lo mucho que te odio, que no me caes bien, que te crees muy graciosa, pero luego en realidad tus gracias nunca tienen gracia, que me arrepiento de haberte conocido, que siento mucho que tu aprecio hacia mi sea tan grande que no me puedas olvidar, que me das pena, que no me gusta estar contigo, que si estoy así de borde cuando tú estas delante no es por que haya tenido un mal día, ni por mal de amores, ni por que me hayan hecho una putada tan grande que me comporte así contigo, es por el simple hecho de que no me caes bien, y que quieres que te diga, al principio pensaba que no eras así, pero ahora me he dado cuenta de que aunque seas una buena persona, y tengas errores como cualquiera, no me gusta compartir momentos contigo, y no es por que no me caigas bien, que también, sino  por que cuando estoy contigo me enervo, y pierdo los nervios, y no lo entiendo, me enfado con el mundo, igual es por que eres tan repelente que me da asco estar contigo. Y no, no te creas importante por que te haya dedicado una entrada, seguramente nunca sepas que esta entrada va dirigida para ti, pero es para ti, y, ojalá algún día te des cuenta de lo irritante que eres y pases de mi completamente.
- Te odio es la forma más bonita de decir te quiero, pero este no es el caso. -

No hay comentarios:

Publicar un comentario